Relato de dos madres

 En Actividades, Cursos

Relato de dos madres

Tras finalizar el “Espacio de acompañamiento emocional a padres con hijos con TDAH” les hemos pedido a Bea y Gabriela que nos expliquen la experiencia. Aquí os dejamos su relato.

El pasado miércoles 3 de mayo, finalizó el “Espacio de acompañamiento emocional a padres con hijos con TDAH”. Después de 2 meses de trabajo, la experiencia no podía haber sido más positiva. Hemos tenido una acogida estupenda. Formamos un grupo de unas 15 personas, los cuales  han sido absolutamente fieles a nuestra cita, aún habiendo coincidido  en varias ocasiones con futbol y con días de lluvia…. ¡BRAVO!.

El formato de las sesiones ha sido siempre el mismo, una exposición por nuestra parte de una hora de duración aproximadamente, tras la que se habría un debate. Las aportaciones de todos los participantes han sido francamente enriquecedoras para todos. Aportaciones siempre sinceras y desde la experiencia de cada uno de nosotros, que nos han arrancado muchas sonrisas y alguna que otra lágrima.

Aunque ya sabemos que no existe un TDAH igual a otro, sí es claro que  existen unos patrones de conducta similares y por ello  hemos compartido risas cómplices, experiencias comunes y nos hemos llevado a casa una buena dosis de emociones positivas, que a más de uno le hacían falta.

 Podemos afirmar que hemos logrado cumplir los objetivos que nos planteamos  cuando comenzamos a preparar el curso. La idea de crear este espacio surgió de  la necesidad de dar, de la necesidad de compartir experiencias, para enriquecernos mutuamente, y os aseguro que a nosotras, sin lugar a dudas, nos ha enriquecido muchísimo.
Al tratarse de la primera vez que se hacía una iniciativa bajo este formato, creímos importante que los participantes cumplimentaran 2 cuestionarios, uno al inicio y otro al final, pues sus opiniones  eran para nosotras muy importantes Algunos de los comentarios que recibimos al finalizar nos han emocionado tanto que queríamos compartirlos.

¿Ha habido algún cambio en la relación con tu hijo?

“Si, me siento más comprendida, con menos angustia, más relajada para actuar”.

“Tornar-me a posar les sabates del meu fill gran que te TDAH, i recordar-me que difícil és el trastorn i recuperar la paciencia amb el meu fill petit que també té TDAH/TOD.”

¿Qué te llevas?

“Soy más paciente y más emocional.  Mi hijo se ha dado cuenta también y me ha dicho “gracias Papá”. Y entonces se me cae el alma a los pies.”

“Soy más consciente de la dificultad de mi hijo, e intento ser más empática.  Incluso creo que le quiero más (si es que esto es posible)”.

Con estas respuestas no podemos dejar de estar satisfechas con el trabajo realizado. La necesidad que tenemos los familiares, concretamente los padres, de sentirnos apoyados y comprendidos es sin duda  grande y esperamos poder seguir aportando nuestro granito de arena.

 ¡Muchas gracias a todos los participantes y sobre todo a Fundación Adana por la confianza!

 

Bea y Gabriela

Últimas Publicaciones

Start typing and press Enter to search