header_atencionintegrada
header_quienessomos_responsive

TDAH

Factores y transtornos asociados

Cabe diferenciar las dificultades más frecuentes que se asocian a los síntomas principales del trastorno, de la presencia de otro trastorno o cuadro sindrómico que coexiste con el TDAH (comorbilidad). Más del 50% sufrirán al menos 1 trastorno comorbe (AACAP 1997).

FACTORES más comunes asociados a las características del TDAH:

  • Problemas de tipo emocional (labilidad emocional o llanto fácil, baja autoestima, inseguridad…).
  • Problemas de rendimiento escolar (poca motivación, rendimiento variable, fracaso escolar,…).
  • Problemas de adaptación en el colegio u otras actividades (baja tolerancia a la frustración, dificultades para seguir las normas,…).
  • Problemas en las relaciones con los compañeros (comportamiento agresivo, rechazo por parte de los compañeros,…).
  • Dificultades en las relaciones familiares (poca obediencia, dificultades para adquirir hábitos, irritabilidad,…)
  • Mayor propensión a sufrir accidentes, debido fundamentalmente a la impulsividad y la falta de atención.

 

TRASTORNOS COMÓRBIDOS (que pueden co-existir con el TDAH): los que se diagnostican con más frecuencia son:

  • Trastorno negativista desafiante: Del 40 al 60% de niños con TDAH presentarán en algún momento de su vida los requisitos diagnósticos de este trastorno que se caracteriza por un patrón de comportamiento hostil y desafiante, tal como discusiones o desobediencia y oposición a las figuras de autoridad, más grave y frecuente que el esperado por edad y sexo.
  • Trastorno disocial: Entre un 20 y un 40% de niños-adolescentes con TDAH. El trastorno disocial es un patrón de comportamiento en el que se violan reiteradamente los derechos básicos de los demás i se transgreden importantes normas sociales, tales como agredir a personas o animales, destruir deliberadamente propiedades o robar. El TDAH más la coexistencia del trastorno de conducta contribuye a los problemas que se plantean en la sociedad tales como el embarazo de adolescentes, la violencia y la criminología (NIMH, National Institute of Health EEUU, Special Communications, 2000) la delincuencia juvenil o los arrestos policiales (Pelham et al, 1996). En un estudio epidemiológico realizado por Eyestone y Howell, 1994 encontraron que el 25% de los presos presentaron el diagnóstico de TDAH.
  • Trastornos del estado de ánimo: Entre un 15 y un 20% sufre además del TDAH un trastorno depresivo en algún momento de su vida. El 10% intentará suicidarse y el 5% morirá por suicidio o por lesión accidental (Weis y Hechtman, 1993).
  • Trastornos de ansiedad: De un 20 a un 25% presentan algún trastorno de ansiedad de manera conjunta al TDAH.
  • Trastornos del aprendizaje: Aproximadamente el 26% reunirán los criterios de gravedad clínica para ser diagnosticados de un trastorno de lectura, de la expresión escrita o del cálculo.
  • Trastorno de tics o síndrome de la Tourette: alrededor del 70% de personas que presentan el síndrome de Tourette (caracterizado por la emisión repetida de tics motores i/o verbales múltiples) padecen TDAH.
  • Abuso de sustancias: Son el grupo de TDAH más trastorno de conducta añadido los que tienen mayor riesgo de sufrirlo, según Barkley y Fisher, 1998. El 40% de adolescentes con TDAH según Biederman, 1997, reunían criterios de dependencia o abuso de sustancias.
  • Trastornos de la comunicación: En menor medida, algunos niños con TDAH presentan alteraciones significativas del desarrollo del lenguaje expresivo, o receptivo-expresivo (verbal y gestual).

Start typing and press Enter to search